Idea Bat elkartea desarrolla este proyecto junto a la artista plástica Miriam Martínez Guirao para hacer hincapié en las estrategias de sensibilización y concienciación en el ciudadano para promover hábitos proambientales.

Para ello trabajamos con las “emociones transcendentes” producto de la interacción in situ con la naturaleza, explicando el porqué de la situación protegida de los lugares elegidos en la ruta de  la reserva de la biosfera de Urdaibai.

El año 2016, solo el 3 por ciento de la población española estaba preocupada del cambio climático. Ahora bien, según la psicología ambiental se debe abordar tres campos prioritarios para la puesta en valor la concienciación ambiental.  El proyecto se centra en la adopción de compromisos de valor educativo y de relevancia ambiental, utilizando técnicas de autocontrol, retroalimentación, monitorización y seguimiento. Una de las mejores estrategias para promover la proambientalidad es la elaboración de un “dilema” en base a cambios de contextos. La consciencia ambiental es lejana y por ende los problemas ambientales son también lejanos a nuestro entorno . Tal hecho, está relacionado con el autoconvecimiento de “lo correcto” de nuestro estilo de vida. Por ello, el proyecto hace hincapié en la concienciación desde la perspectiva de género, como importancia de los “roles ambientales” en donde el acoplamiento de conductas a un escenario, está relacionado con su experiencia presente.

  

El desarrollo de las actividades sigue “El modelo predictivo situacional” desde la experiencia positiva según la encuesta que hemos desarrollado. Damos importancia al contacto con la naturaleza, que desencadena la mejor experiencia y lo que realmente hace que cambie su visión, conducta y valores. El placer marca y el dolor borra

Para ello hemos elegido la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, dentro del plan Natura 2000 de Euskadi. Esta Reserva alberga un valioso tesoro biológico donde se dan cita numerosos ecosistemas y se agrupan comunidades particulares de fauna y vegetación con especies muy relevantes. Aquí elegimos 3 puntos con los que se construyen las rutas donde se desarrollan las actividades.  Encinares cantábricos de Urdaibai, marismas de Urdaiabai y zona litoral de Urdaibai en el Cabo Matxitxako.

 

Este proyecto ha sido financiado por el Gobierno Vasco y ha tenido las colaboraciones de la artista plástica Miriam Martínez Guirao, la asociación Ekologistak Martxan y el centro Ekoetxea Urdaibai.